Las partes de una máquina recreativa

Máquinas Recreativas
En este post veremos qué partes forman una máquina recreativa clásica, explicando los detalles y funciones más importantes de cada una. De este modo, podrás tener una idea más precisa, en el caso que estés pensando adquirir una, cuál es la más adecuada para ti.
Tabla de contenidos

La máquina recreativa ha ido evolucionando como cualquier otro producto de consumo, adaptándose a las necesidades que el mercado requería en cada momento. Por eso, poco tienen que ver las primeras máquinas recreativas que se fabricaron al principio de los años 70, con las actuales máquinas retro arcade que se fabrican actualmente.

Ya han pasado casi 50 años desde que se comercializó la primera máquina arcade de la historia, la Computer Space, creada por Nutting associates en 1971. Aunque fue la primera, su diseño futurista poco tenía que ver con las máquinas que le sucedieron.

Todos estos años, han ido cambiando los materiales empleados en su fabricación, sus sistemas de control, su tamaño y hasta su lugar habitual de funcionamiento. Creadas en su origen para colocarse en salas recreativas y bares, cada vez más se están convirtiendo en un aparato de uso lúdico en muchos hogares.

Computer Space
Computer Space, la primera recreativa

Seguro que estás deseando tener una de estas entrañables máquinas, por eso, vamos a detallarte cuáles son las partes más importantes que la componen, y así podrás decidir con más seguridad según tus gustos y posibilidades.

La Cabina

La cabina o mueble de la máquina recreativa es la parte que alberga al resto de los dispositivos, según sea la forma y tamaño de esta estructura, cambiará su nombre y la forma de jugar.

Las antiguas máquinas presentaban un mueble de un tamaño mucho mayor que las actuales y sus dimensiones las definía su fabricante, por ello,  existía una gran variación en cuanto a sus medidas.

Generalmente el material más utilizado para su fabricación desde sus inicios ha sido la madera, mediante la unión de paneles de aglomerado de madera cortados a medida. También se utilizan otros materiales, como chapas metálicas, fibra de vidrio o plástico como es el caso de las Candies japonesas.

Cabina de máquina recreativa
Imagen de Recreativas Franco Miguel Suárez .

Este mueble se completa cerrando la parte frontal, donde se coloca la pantalla, generalmente mediante un cristal que lo protege, aunque en algunos casos se utilizan paneles de metacrilato. En la repisa donde se alojan los botones y joysticks, con un panel de madera o aluminio.

La Pantalla

Pantalla de máquina recreativa
La pantalla utilizada por las antiguas máquinas era una CRT (Cathode Ray Tube) y su tamaño oscilaba entre las 17″ y 24″, aunque podríamos encontrar máquinas especiales con pantallas mucho mayores.

En su fabricación moderna es difícil encontrar la pantalla CRT, debido a que ya no se fabrica y en el caso de utilizar pantallas de segunda mano, estas pueden sufrir pérdidas en la calidad de la imagen, debido a su desgaste, así como posibles averías debido a su antigüedad.

Por ello, la pantalla plana es la utilizada actualmente en la fabricación de las máquinas retro, tanto por las tiendas especializadas como por aquellos aficionados que deciden fabricarse una por su cuenta.

Muchas son las ventajas de esta pantalla: su precio, su calidad de imagen, su peso y su fácil conectividad con los actuales sistemas de juego, sin embargo, la vieja pantalla de tubos catódicos será siempre la favorita para los aficionados más entendidos en el mundo de las recreativas. La imagen que proporciona una pantalla plana, aún siendo de una calidad muy superior a una CRT, nunca será capaz de recrear los juegos de antes.

Los Mandos

Joystick

La forma de controlar la máquina ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, desde las primeras, que sólo disponían de unos pocos botones, sin joystick, como en el caso de Pang o Asteroids, llegamos a las de fabricación moderna en las que podemos controlar todos los movimientos y acciones con una gran cantidad de botones, colocados ergonómicamente para facilitar su uso.

Existe una gran variedad de botones: con mayor o menor dureza, de mayor o menor reacción, de muelles o magnéticos, de tipo americano o japonés, etc.

Los actuadores más apreciados por los aficionados son los japoneses tipo Samwa Denshi, aunque los fabricantes españoles de máquinas recreativas modernas suelen montar en sus modelos, botones y palancas de Industrias Lorenzo, fabricante español con productos de una alta calidad.

Además de los clásicos joysticks, para controlar estas máquinas, existen infinidad de dispositivos que nos conectan al juego: volantes y pedales en juegos de carreras, mandos de naves espaciales, pistolas, manillares de moto, etc.

El Hardware

Placa madre

Una vez que conocemos la parte más visible de nuestra amiga, vamos a ver cuál es su cerebro, es decir, qué sistema controlará los juegos. Como veremos, el sistema de juego ha sufrido una gran evolución desde las primeras máquinas, preparadas íntegramente para un único juego, pasando por la innovación del momento como fue el sistema japonés Jamma, hasta las modernas máquinas capaces de ofrecer miles de juegos.

El Sistema JAMMA

Las primeras máquinas arcade eran todas monojuego, se fabricaban y distribuían por bares o salones recreativos con la finalidad de explotar un único juego. Su diseño exterior y sus mandos estaban pensados para ese único juego, por ello, su sistema de control también se configuraba adaptado a cada máquina. En la década de los 80, los fabricantes japoneses se dieron cuenta de que si unificaban la forma de conexión de su sistema de juego, podrían hacer que la misma máquina sirviera para otro juego adaptado a este estándar.

Placa Jamma
Imagen de Tomás García-Merás Team Recreativas.org

De este modo nació el sistema estándar de cableado para máquinas arcade JAMMA, el cual, permitía usar a cualquier juego que soportara este estándar, cambiando sólo la placa base específica PCB, con la consiguiente reducción de costes en cada cambio de juego.

Juegos retro
Imagen de Kevin Bidwell en Pexels

Por ello, si queremos restaurar una máquina recreativa antigua, este será el sistema de conexión que nos vamos a encontrar. Como seguramente no querremos jugar a un único juego, como antaño, esta conexión JAMMA deberemos conectarla a un PC, a una consola o a una placa multijuegos.

En el caso del PC o la consola, debemos tener en cuenta que harán falta adaptadores especiales para conseguir conectarse a la pantalla antigua o a los mandos arcade. Lo mejor en estos casos es conectarla a una placa multijuegos. Actualmente, la placa de esta clase más famosa con conexión JAMMA es la Pandora’s box, la cual es una placa china con más de 2000 juegos precargados en sus últimas versiones.

Esta placa se ha puesto muy de moda últimamente, debido a que existe una gran demanda de Sticks Arcade, los cuales montan en su interior esta placa. Con una simple conexión HDMI, un televisor puede convertirse en cualquier máquina recreativa antigua sin ninguna configuración adicional.

Las partes de una máquina recreativa 1

Raspberry Pi vs PC

Raspberry Pi 3B
Raspberry Pi 3B

Las modernas máquinas recreativas montan en su interior sistemas de mayor potencia, capaces de emular miles de juegos, generalmente utilizan para ello la Rasberry Pi 3B que se trata de un ordenador de placa simple (SBC) de fabricación británica.

Este mini ordenador se diseñó como una herramienta para la enseñanza de la informática en los colegios, alcanzando tal éxito, que se ha convertido en el ordenador más vendido de la historia, desbancando al Commodore 64. 
La Raspberry que integran actualmente es la 3B, la cual dispone de puertos USB 2.0 y 3.0, entradas y salidas de vídeo RCA y HDMI, salidas de audio de 3.5 mm., conectividad por puerto RJ-45 (Ethernet), Wifi y Bluetooth. Todo esto la convierte en una placa muy versátil, con un reducido tamaño y a un precio muy asequible.

Con la Raspberry Pi podremos jugar a todos los juegos de antes sin ninguna limitación, sin embargo, si lo que buscamos es una máquina en la que jugar a todos los juegos de la historia, desde los primeros juegos arcade hasta los de las consolas modernas, deberemos optar por un PC adaptado a un sistema de multijuegos.

Ordenador gamer
Ordenador gamer
Con esta solución, aumentaremos el coste total de la máquina, su consumo, su tamaño y su peso, pero ya no existirá ninguna limitación a la hora de jugar.

Los PCs que se suelen dedicar a esta tarea son ordenadores bastante potentes, capaces de emular juegos de plataformas como la PS2, Game Boy, Nintendo 64, etc. Montan procesadores dualcore o quadcore con 4 Gb de memoria RAM y 2Tb de disco duro.

El Software

Software

En el apartado del  software existen innumerables variantes, según el sistema de juegos que hayamos elegido y según el tipo y número de juegos a los que queramos jugar. Para ello, necesitaremos un emulador de cada una de las plataformas, este software cargará las imágenes ROM de los juegos y las traducirá al sistema que tengamos instalado.

Hyperspin
Frontend Hyperspin

Para poder administrar los diferentes emuladores que queramos tener en nuestra máquina deberemos tener un sistema operativo en el caso de la Raspberry Pi (Recalbox, Retropie, Hyperpie, etc) o un lanzador de juegos en el caso del PC (Hyperspin Arcade, Maximus Arcade, RetroArch, etc.) también llamado frontend.

Gracias a estos, nos podremos ir desplazando por el menú, con los botones y mando de la máquina, y seleccionar qué juego queremos de los emuladores instalados.

Se debe tener en cuenta que todo el software necesario para conseguir emular un juego en estas máquinas es gratuito y legal, sin embargo, no ocurre lo mismo con las imágenes ROM. Estas imágenes tienen derechos de autor, a no ser que sus propietarios las hayan liberalizado o hayan finalizado sus derechos (freeware). Existe un debate abierto sobre este tema, existiendo partidarios y detractores sobre su uso.

Los Complementos

Complementos

Las Artes

Ahora que ya tenemos la máquina con todo lo necesario para funcionar, sólo nos queda colocar todo aquello que le da una mejor terminación o puede darle una mayor especialización. Ejemplos de ello son lo que se conoce como Artes, es decir, los dibujos o fotografías colocados en los laterales y en el frontal de la máquina que sirven para dar un gran colorido o dotar a la recreativa de una temática particular, adaptada al usuario si así lo requiere.

Las partes de una máquina recreativa 2
Imagen cortesía de Más Arcade

Las Molduras

T-molduras
T-molduras

Se conocen con el nombre de U-molding y T-molding a todos aquellos embellecedores que se colocan a la máquina en los cantos, para dar un aspecto de mejor acabado. Suelen ser de material plástico, se colocan fácilmente y se encuentran en muchos colores, combinando con el resto del mueble y vinilos.

El Monedero

Este es un accesorio que también se puede incluir en las nuevas máquinas arcade, se puede conectar al sistema de control de la misma y nos permitirá que se pueda jugar una partida a cambio de introducir una o más monedas. Es útil en el caso que queramos monetizar el uso de nuestra máquina, como ocurría en los antiguos arcades.

Monedero
Monedero de máquina recreativa

La Marquesina

Marquesina

La marquesina es un panel que se encuentra en la parte superior frontal de la máquina. Es el lugar donde se suelen colocar los dos altavoces para el sonido del juego y puede estar retroiluminada.

Los Altavoces

El sistema de sonido con el que contaban las recreativas originales consistía generalmente en un par de altavoces colocados debajo de la marquesina superior y reproducían una musiquilla bastante repetitiva.

Por eso, si tu intención es la de jugar sólo a juegos antiguos, no es necesario equipar a la máquina con sistemas muy avanzados de sonido. 

Pero, en el caso de querer emular juegos más modernos, entonces puedes instalar algo más avanzado, como ofrecen algunos fabricantes actuales en sus máquinas, como son los amplificadores de sonido.

Si quieres profundizar un poco más en la historia de la música de las máquinas recreativas, te recomiendo el artículo publicado por Meristation Música Arcade: Las Melodías Olvidadas.

Los Armarios

Debido al considerable espacio que puede ocupar una máquina de este tipo en un hogar, se le pueden buscar otras funciones como la de armario. Muchos fabricantes montan sus modelos con una zona de almacenaje en la parte inferior de la máquina, con apertura delantera o trasera. Además se le puede colocar llave.

Conclusión

game over

Por último, sólo decir que en este post se ha intentado recordar cómo eran aquellas máquinas que nos hicieron pasar tantas horas frente a ellas cuando éramos niños. Hemos querido dar un repaso de todas las partes que forman una máquina recreativa, sin profundizar en exceso, pero intentando que te hagas una idea clara de cada una de ellas.

Siendo fieles a nuestra web, os hemos enseñado cómo se han reinventado en nuestra época actual, que posibilidades contamos en las nuevas máquinas arcade.

Ya sólo faltas tú, así que déjanos un comentario explicando que recuerdos tienes de esa época, en la que te gastabas toda la paga en las «recreativas».

2 comentarios en «Las partes de una máquina recreativa»

  1. Hoy en día los mandos arcade se han convertido en un gadget prácticamente imprescindible para poder jugar a ciertos juegos. Hay mucha variedad y la calidad ha ido en aumento. Los que se venden hoy en día son prácticamente indestructibles 🙂

    Responder

Deja un comentario

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email